archivo | General RSS para esta sección

259/366

image

222/366

Simetría.

image

192/366

image

94/366

Preparado para pedir

Preparado para pedir

Viggo, ese señor de Chaco

Hace algunos años yo iba a ir a hablar con Viggo Mortensen, le haría una entrevista porque éramos los únicos que sabíamos que estaba en la ciudad. Yo no tenía ni idea quién era ese hombre y le pedí a una compañera que fuera por mi. En ese momento tampoco entendí porqué tanto agradecimiento de parte de ella.

Viggo Mortensen, que nació en Manhattan vivió, desde los 3 a los 8 años, en Chaco, provincia en la cual nací y donde sucedió la historia que acabo de contar.

Por estos días el actor de El Señor de los Anillos se subió a las tablas para interpretar, junto a la actirz Carme Elías, al marido de Medea, el personaje clásico griego que mata a sus hijos y se enfrenta al purgatorio.

Mortensen es el atractivo de la obra, pero con el paso de los minutos de la actuación nos damos cuenta que quien se luce estremeciendo al espectador, poniendo la piel de gallina y paralizando con lo desgarrador de su interpretación es ella.

Salí del teatro sabiendo que él es mejor en el cine, que esta vez no destacó, pero también salí con una sensación de venganza cumplida, de haber visto a Viggo Mortensen sabiendo quién era y, por sobre todo, salí con un poco de orgullo porque en parte ese actor famoso también es del Chaco, un lugar perdido en el mundo que le lleva a volver allí siempre para recordar de dónde ha salido.

Seguimos viajando

Después de unos días de estar desconectado encontré un ordenador cerca y aquí me encuentro recordando que ya cruzamos el oceano en un avión que no dejó en Argentina para que comencemos nuestro viaje por Sudamérica.
Ya recorrimos Buenos Aires y volvimos a coger otro avión para situarnos en estos días en el norte, en Chaco, pasarnos a la provincia de Corrientes y en unos días más seguimos camino para visitar las ruinas jesuíticas (las mismas de la película “La Misión”) y luego emprender hacia las Cataratas de Iguazú.
Como dicen en las noticias… seguiremos informando.

30.000 kilómetros de viaje

Madrid, Buenos Aires, Chaco, Paraguay, Cataratas del Iguazú, Sao Paulo, Montevideo, Buenos Aires, Madrid. Cuatro países, 29.300 kilómetros, la avenida más ancha del mundo, el río más ancho del mundo, la capital más poblada de Sudamérica, una de las cascadas más importantes del planeta. En resumen, ese es el viaje que acabamos de comenzar con Miri y que tiene por objetivo no sólo volver a pisar mi país celeste y blanco, sino visitar a mi familia y de paso conocer rincones lejanos y atractivos.
Este viaje tiene dos significados importantes: es el periplo más largo que haremos, descubriremos lugares tan atractivos como extraños; pero a la vez podré ver a mi familia y a un gran puñado de amigos.
En Buenos Aires bailaremos tango, en el Chaco veremos selva; en Paraguay conoceremos a los indios guaraníes, en la frontera entre Brasil y Argentina nos mojaremos con el agua de las Cataratas del Iguazú, en Sao Paulo veremos cómo es vivir en una ciudad de 16 millones de habitantes y en Montevideo nos daremos cuenta que Uruguay se parece pero no es un trozo argentino.
El viaje acaba de comenzar y con el paso de los 21 días de recorrido entregaremos algunos detalles de cómo nos lo estamos pasando que, a fin de cuentas, son nuestra primeras y verdaderas vacaciones.

¿Cuántos árboles talamos leyendo periódicos gratuitos?

Cada vez que se coge un periódico en el Metro o en la calle se está ayudando a talar más de seiscientas hectáreas de bosques cada año o dicho de otra forma, ojeamos cada año más de un millón de árboles.
Según el último informe de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación en España se imprime una media de 5.703.000 periódicos gratuitos diarios, lo que representa un total cercano a mil quinientos millones anuales.
En promedio cada periódico pesa 60 gramos, lo cual significa que cada día son necesarios 342.000 kilogramos de papel para sacar a la calle los cuatro periódicos gratuitos que se reparten con una muy escasa vida útil.
Según diferentes informes de organizaciones ecologistas por cada tonelada de papel de periódico se necesitan 15 árboles de vida media. Lo cual significa que para imprimir los 342.180 kilogramos cada día deben talarse 5.130 árboles.
La suma es aterradora cuando se pasa del cálculo diario al cálculo anual: 1.368.720.000 periódicos que provienen de 1.231.000 árboles.
Según datos del tercer Inventario Forestal Nacional, la superficie forestal desarbolada es de 10 millones de hectáreas. También según informes oficiales son necesarios 2.000 árboles para cubrir una hectárea. Es decir que para repartir los periódicos gratuitos Qué, 20Minutos, ADN y Viva se desforestan anualmente 615 hectáreas de bosques.
Para hacerlo más gráfico: Necesitaríamos llenar 512 estadios Santiago Bernabeu para que la gente puede coger el periódico, darle una mirada de cinco minutos y arrojarlo. Nunca talar un árbol fue tan colaborativo.

Cantidad de periódicos diarios
20 minutos: 2.222.000
Qué: 1.464..000
ADN: 1.097.000
Viva: 920.000
Total Diario: 5.703.000
Total Anual: 1.368.720.000
Abril 2010 a marzo 2011
Fuente: Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación

Mi Nikon D3000 y yo

El que me conoce sabe que la fotografía es una de las expresiones artísticas que más me agradan. Con cámaras familiares, reflex o simples lentes de un teléfono móvil he hecho fotografías por este afan que tengo no sé hace cuánto tiempo.

La falta de presupuesto y la preocupación por destinar el dinero en otras cosas hizo que nunca me comprara una buena cámara. Pero este año se ha terminado eso de hacer fotos con buen gusto pero de baja calidad gracias a la sorpresa de los reyes-papanoeles con el patronocio de Miri.

Debajo de todos los papeles de regalo y dentro de una caja amarilla y negra se encontraba, para sorpresa mia una Nikon D3000 con dos objetivos (18-55 mm y 55-200 mm) a la cual ya comencé a sacarle el máximo provecho dentro de mis capacidades.

Ahora, además de practicar, espero que llegue fines de enero para mi clase inicial en la Nikon School y os recomiendo que preparéis esas sonrisas que aquí va un niño con juguete nuevo.

Autorretrato

Autorretrato con mi cámara y en pijama en Navidad

El tiempo y las palabras

El oficio de escribir

El oficio de escribir

“El tiempo no es suficiente”, dice un reloj y se apresura por apresurar la marcha de sus agujas.

“El tiempo es anárquico, incontrolable”, piensa un joven estudiante de filosofía mientras trasnocha estudiando.

“Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo.”, dice el proverbio árabe.

Y aquí y ahora me siento yo para pensar con ignorancia supina la dificultad de hacer frente a la velocidad con la que corre nuestra vida, con lo alejados que nos encontramos de nuestras bitácoras, con los deseos de sentarnos más reiteradamente a hablar del tiempo.

No he escrito en mucho tiempo, no he escrito cuentos, ni he terminado la novela; no he alimentado el blog y mucho menos he destinado tiempo a 140 caracteres diarios.

Ahora, cuando todo fluye con velocidad extrema y amenaza con empujarme mañana hacia la ausencia de letras mal entrelazadas, solo puedo citar lo que hace unos días dijo el escritor Santiago Gamboa:

Prometo querer narrarlo todo y contra toda esperanza.

Prometo ser sincero en la verdad y en la mentira, y prometo contradecirme.

Prometo no ser tan “versátil” como algunos editores quisieran.

Prometo no ser nunca un escritor sin escritura.

Prometo reescribir, tachar, borrar y maldecir hasta quedar sin aliento.

Prometo todo esto, Señor, en nombre de tantos autores caídos en el campo de batalla de la página en blanco.

Prometo también algo muy sencillo.

Repetir cada mañana esta plegaria:

“Señor, no soy ávido

sólo te pido 500 palabras”.