76/366

Los visitantes inesperados pueden llegar a tu casa en cualquier medio de transporte. El amigo nuestro que aparece en la imagen vino desde Oviedo comiendo un poco de las nabizas pero se salvó de ir a condimentar el caldo gallego gracias al buen ojo de Miri que lo apartó y se quedó mirándolo un rato mientras yo pensaba que ese animalito tiene la suerte de viajar sin pagar a donde las nabizas voladoras lo lleven.

El viajero

Etiquetas:, , ,

Acerca de Arol

escribo en elblogdeviajes.com y en mundoslow.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: